¡Vivir es una proeza!

Fragmentada descubrí la hazaña que es respirar,
la gran gesta detrás de cada simple movimiento,
la firme apuesta de arriesgarse a creer y luchar,
hallar respuestas en el más inesperado momento,
y seguir, seguir, con la ventura de lo incierto o fugaz,
porque la incertidumbre está hecha de puntos,
y los puntos solo se unen de adelante hacia atrás