La espera

La caricia que previó el fin,
el mensaje que ya no llega,
no querernos nos resulta vil,
vil, mantener la inútil espera.

La espera de algún firme plazo,
del nunca “momento indicado”,
saber si soltar o apretar el lazo,
interrogante siempre afincado.

Circunferencia

Alguna vez fuimos puntos de una circunferencia,
en nuestro afán de acercarnos nos hicimos cuerda,
sintiéndonos tan atraídos y a la vez tan lejanos,
entre mediatrices trazamos una justa confluencia,
en el epicentro, todo lo soñado fue fulgor y quimera,
y luego, diametralmente opuestos, para siempre aislados

¡Vivir es una proeza!

Fragmentada descubrí la hazaña que es respirar,
la gran gesta detrás de cada simple movimiento,
la firme apuesta de arriesgarse a creer y luchar,
hallar respuestas en el más inesperado momento,
y seguir, seguir, con la ventura de lo incierto o fugaz,
porque la incertidumbre está hecha de puntos,
y los puntos solo se unen de adelante hacia atrás